21 agosto 2008

¿Libros por edades?

Acabo de leer el artículo de la BBC del hoy 19 de agosto, donde comenta sobre los nuevos lanzamientos de algunas editoriales, en sus libros figurará una recomendación sobre la edad en que deben ser leídos, aduciendo que de esta manera se promueve la lectura, pues para los compradores será más fácil elegir un libro para los niños, la contraparte de esta medida son los más de 750 escritores que se oponen, entre ellos los escritores de las carátulas de dos libros que figuran en este post.

Sinceramente, yo no me había puesto a pensar en este tema, las editoriales más grandes que manejamos los profesores ya han elaborado una clasificación por edades, es más están clasificadas por colores. Principalmente los que forman parte del plan lector pero también los que ofrecen en librerias.

Pienso en voz alta:

¿Dentro de los perfiles que se hacen sobre el desarrollo de niños por edades se tendrá en cuenta lo que los mismo psicológos dicen acerca de las inteligencias múltiples, dentro de este perfil se contemplará que los niños de ahora no están en el perfil de hace 20 años?. Si bien hay una rama de la psicología que se llama psicoliteratura donde estudian las preferencias de los niños de acuerdo a la edad, como por libros de detectives o fantasmas a los 12 años, pero no todos los libros de fantasmas o detectives son para ellos o si pido el libro de la película que vimos en familia, no es lo mismo que leeré cuando compre el libro (a menos que compre una adaptación o el libro de la película).

¿Cuáles serán sus criterios de estas editoriales? ¿O cuáles han sido la de las editoriales para formar el plan lector? Yo me he topado con libros sugeridos para niños de 7 años que no les interesaba y hemos hecho concenso en coordinación para cambiar otros.

En cuanto al plan lector soy de la idea de no poner libros que son adaptaciones de clásicos como por ejemplo, ¿qué se gana haciendo leer "una adaptacion del Quijote" en quinto grado o traducciones de Heidi o Oliver Twist.

No olvidemos que las editoriales están para vender. Venden tendencias, por ejemplo, la moda de las ilustraciones, hay tantas ilustraciones en los libros que resulta agobiante leer, no hay ningún espacio en blanco o negro donde descanse la vista, un horror al vacio, una necesidad de tener todo.

También es cierto que la medida está orientada a los padres o público en general, que ya en las bibliotecas los libros están clasificados por edades, pero como profesores debemos tener claros los criterios que manejaremos. No podemos ser pasivos ante los libros que pedimos, las editoriales no nos imponen los libros, (al menos eso he vivido). Somos nosotros que tenemos la última palabra, sobre todo en un plan lector donde el niño deberá leer el libro, la responsabilidad que tenemos al darle un libro que lo cautive o que lo lea por obligación, he aquí nuestra importante decisión, debemos leer los libros antes (bueno si has llegado hasta aquí, es que lees)o preguntar a una compañera o a la bibliotecóloga; existen criterios para clasificar la cantidad de palabras por linea, las cantidades de hojas, los tamaños de las letras,pero la calidad literaria o uso del lenguaje no debe pasar desapercibida. El colegio debe brindar buenos libros, somos los especialistas en eso.

Y para concluir sobre el artículo, el libro comprado sea recomendado por la edad del lector o no, al final él decida si lo lee o no.

3 comentarios:

  1. Me presento:
    Félix Albo, contador de historias.

    Leo con agrado tu reflexión que comparto.

    ¿Tiene el mismo nivel lector todo el alumnado de 5º de primaria? ¿Posee los mismos gustos?

    Creo que la clasificación por edades responde a facilitar la compra más que a una orientación para la lectura.

    En ocasiones, incluso en un mismo centro, encontramos aulas de un mismo curso con muy distinto nivel lector aún teniendo la misma edad.

    ¿Quién mejor que el personal docente conoce el nivel lector de SU alumnado? ¿Quién mejor para recomendar y guiar en la lectura?

    Pero, ¡ay!, para recomendar hay que conocer y para conocer hay que leer.

    TRES LIBROS TRES.
    Si cada maestr* leyera tres libros (3) a lo largo del curso y se dedicara periódicamente algún claustro a ponerlos en común (como dinámica), solo habría que multiplicar el número de profesionales del centro por tres y así el claustro entero acabaría el curso conociendo todos esos libros ampliando así el catálogo de posibles recomendaciones para el curso siguiente, pasando por encima de la clasificación de edad y el criterio editorial (que lamentablemente suele buscar más ventas que lectores) y utilizando criterios válidos y ajustados a la realidad de cada grupo. Además, seguro que se acabarían leyendo más de tres, aunque sólo fuera por curiosidad.

    Desconocía el término psicoliteratura. Ya anda el google buscando...

    Un saludo y gracias por el blog.

    ResponderEliminar
  2. Comparto contigo el tema de los intereses de las editoriales.

    Creo que los docentes tenemos la gran responsabilidad de leer antes de afirmar que el libro corresponde a una edad. Pero si hay que reconocer que las editoriales se han dado el trabajo de clasificar sus libros por edades.

    Pero ¿por qué lo han hecho? ¿Los profesores no lo pueden hacer?

    También es importante conocer como lo manifiestan en tu anterior comentario que se deben conocer losniveles de lectura de los niños y los interese de cada uno.

    Felicitaciones por tus comentarios realmente son muy interesantes.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Maribel y Félix por enriquecer mis reflexiones. Los blogs nos ayudan a compartir estas inquietudes por ello importante enriquecernos unos a otros, justamente complementando nuestras inquietudes y opiniones. MUCHAS GRACIAS!

    ResponderEliminar