25 febrero 2009

¿Finlandia tiene plan lector?

Cómo y atodos lo saben el número uno en la Prueba Pisa sobre competencia lectora es Finlandia
Finlandia es el mejor clasificado en el Informe de Pisa, mostrando que un estudiante promedio, entre los 9 y 20 años, lee un libro a la semana, además de ostentar la primera posición en el estudio de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (Organization of Economic Co-operation and Development) efectuado en el año 2000 con la participación de 250,000 estudiantes, el cual mide la comprensión de la lectura.

Paradójicamente, Finlandia no tiene una política pública especializada en el fomento a la lectura, su secreto radica en la estructura de sus instituciones educativas, sus valores, los tiempos de trabajo, el marco jurídico y los salarios de los maestros; fundamentalmente en la calidad de estos últimos.

Allí la educación oficial obligatoria arranca a los 7 años de edad, el preescolar es voluntario y está basado en actividades lúdicas y musicales, lo cual se compensa, no en cuanto a tiempo, pues el criterio para esta medida se centra en la idea de que antes de la edad marcada como oficial, “los cerebros no están listos” , sino en cuanto a efectividad, con el hecho de que la educación básica y obligatoria se extiende hasta los 16 años de edad, teniendo 190 días efectivos de clase.

En Finlandia:

* El 95% del sistema educativo es estatal. Hay 4000 escuelas primarias y 580.000 alumnos.
* La enseñanza es gratuita y obligatoria hasta los 16 años de edad.
* Finlandia ocupa el primer puesto en las evaluaciones de lengua y ciencia de la OCDE, y el segundo en matemáticas.
* La carrera docente es muy exigente y sólo ingresa el 20% de los aspirantes.
* Todos los maestros pasaron por la universidad. El 80% son mujeres.
* Desde los años 90 las escuelas son municipales, con una fuerte ayuda económica del gobierno central.
* Hay un consejo de evaluación de las escuelas, que mide la calidad de la enseñanza. * El gobierno de Finlandia destina el 14% de su presupuesto a educación.ç
* No existen los supervisores educativos.

Tan solo el 0.5 % del alumnado deserte de las aulas y solo el 2% repite algún curso escolar, confirman la eficacia y la efectividad. Desde luego, las escuelas están obligadas a dar apoyos a los jóvenes que lo necesiten.


No hay universidad privada: todas son estatales. Finlandia destina cerca del 6% del producto bruto interno (PBI) a la educación.

Enlace de interés:
Artículo del equipo Finlandés en Pisa.
Rendimiento de los finlandeces en la prueba de lectura.
Revista de Educación: Número extraordinario 2006