22 agosto 2018

Cuento sobre la importancia de los árboles: el bosque de Intimpas

Un cuento sobre el árbol  Intimpa, de los Andes del Perú, que se encuentra en Santuario Nacional de Ampay. Nos permite reflexionar por qué es importante mantener y sembrar árboles. He realizado algunas modificaciones para mantener la riqueza del castellano y del quechua. 

Primero detallo dónde se encuentran los bosques de Intimpa, el significado de su nombre.  después el cuento, unas breves reflexiones sobre su importancia En el siguiente enlace comparto el cuento descargable, que forma parte de una colección de  cuentos creados por el Ministerio de Educación del Perú. 


1. El bosque de Intimpa
El Rodal de intimpas (Podocarpus glomeratus) es la parte más valiosa de toda la flora nativa del Santuario y ocupa una extensión de aproximadamente 600 has. (41% de la masa forestal del bosque del Ampay y el 19% de extensión total del Santuario), con unos 60 árboles por hectárea, formando un ecosistema con gran número de plantas endémicas.

El nombre "Intimpa" se origina en la unión de las voces quechuas inti (Sol) y pa (sufijo que indica pertenencia) para denominar a esta especie el Arbol del Sol.

La Intimpa es un árbol del orden de las Coniferales, de la familia Podocarpaceae, del género Podocarpus y de la especie Podocarpus glomeratus, que puede alcanzar hasta 3 metros de diámetro en plantas adultas y antiguas.

Durante los últimos años, las comunidades cercanas a los bosques de Intimpas, copiaron la moda de tener árboles de Navidad, por ello los cortaban para llevarlos a sus casas y decorarlos. Sin embargo, actualmente esta prohibido la tala de estos árboles para lograr su preservación. 

2. El cuento
El bosque de Intimpa lloraba y lloraba. Un colibrí que por ahí pasaba escuchó su llanto. Se posó en la rama de uno de sus árboles y le preguntó: Intimpa ¿por qué lloras? El árbol de Intimpa respondió: Lloro porque cortan mis ramas, queman mis troncos. Lloro porque pronto desapareceré y a los nevados ya no veré. Lloro porque cuando caiga la lluvia al pueblo ya no protegeré.
El colibrí entristeció y comenzó a llorar. Pasaba por ahí una wallata y escuchó al colibrí llorar. Se acercó volando a la rama y le preguntó: Colibrí ¿por qué lloras? El colibrí respondió: Lloro porque el árbol de Intimpa llora porque cortan sus ramas, queman sus troncos, porque pronto desaparecerá, a los nevados ya no verá y cuando caigan las lluvias al pueblo ya no protegerá.
Entonces la wallata entristeció y comenzó a llorar. Pasó por ahí un zorrillo y escuchó a la wallata llorar. Entonces le preguntó: Wallata ¿por qué lloras? La wallata respondió: Lloro porque el colibrí llora, porque la Intimpa llora porque cortan sus ramas, queman sus troncos, porque pronto desaparecerá, a los nevados ya no verá y cuando caigan las lluvias al pueblo ya no protegerá.
El zorrillo se puso triste y comenzó a llorar. Pasó por ahí la taruca esquiva, viendo al zorrillo llorar le preguntó: Zorrillo ¿por qué lloras? Lloro porque la wallata llora, porque el colibrí llora, porque la Intimpa llora porque cortan sus ramas, queman sus troncos, porque pronto desaparecerá, a los nevados ya no verá y cuando caigan las lluvias al pueblo ya no protegerá.
La taruca se entristeció y se puso a llorar. Corriendo lloraba cuando un niño que entendía el lenguaje de las plantas y los animales escuchó el llanto de la taruca. Se acercó a la taruca despacito y le preguntó. Taruca ¿por qué lloras? Lloro porque llora el zorrillo, porque la wallata llora, porque el colibrí llora, porque la Intimpa llora porque cortan sus ramas, queman sus troncos, porque pronto desaparecerá, a los nevados ya no verá y cuando caigan las lluvias al pueblo ya no protegerá.
El niño entonces entristeció y se puso a llorar. Lloraba tan fuerte que vino corriendo el hombre. El hombre que entiende y habla el lenguaje de los niños le preguntó: Hijo ¿por qué lloras? ¿Lloras de hambre? ¿Lloras de frío?El niño dijo: lloro de pena, porque llora la taruca, porque llora el zorrillo, porque llora la wallata, porque llora el colibrí, porque la Intimpa llora porque cortan sus ramas, queman sus troncos, porque pronto desaparecerá, a los nevados ya no verá y cuando caigan las lluvias al pueblo y a nosotros ya no protegerá.
El hombre que amaba al niño se preocupó. Entonces reunió a la gente del pueblo, conversaron. Todos juntos prometieron ya no cortar más árboles de Intimpa y cuidar el bosque. Y así lo hicieron. Entonces el niño dejó de llorar. Y acto seguido, dejaron de hacerlo la taruca, el zorrillo, la wallata y el colibrí. El árbol de Intimpa también.
Ahora el bosque de Intimpa da refugio a los animales, protege y da alegría al pueblo. El árbol de Intimpa ya no llora, ahora se viste de fiesta, adorna las faldas de los nevados, ahora juega y ríe con el viento.

3. Reflexiones
La siguiente infografía resume por qué es importante mantener y sembrar árboles. 

Los árboles sirven como barreras naturales del ruido, retienen el polvo, refrescan el aire por que liberan vapor de agua, nos dan oxígeno, protegen el suelo evitando su desgaste y erosión, también retienen y absorben el agua de la lluvia, evitando gran parte de los desastres que pueden causar los aluviones (huaycos), son la casa de muchos animales, algunos nos dan frutos, nos dan sombra,...  

Los árboles en las laderas de montañas, cerca de nevados ayudan a contener el agua de las precipitaciones. Si reflexionamos sobre los diferentes seres de la naturaleza, podemos conocer cuál es su función. Muchas veces pensamos en  nuestro beneficio inmediato y no pensamos en las consecuencias en el futuro.

También podemos cuestionarnos porqué adoptamos costumbres de otras culturas.

4. Colección de cuentos oriundos

12 cuentos oriundos: "con los ojos abiertos yo veo (con CD)", "con los ojos abiertos yo escucho (con DVD)", "¡Qué bonito!", "Mi mantita linda", "Antes muy antes", "La fiesta de los tantawawas", "el zorro enamorado de la luna", "Intimpa árbol del Sol", "El viaje al cielo", "La abuela Micaela", "El Muqui", "Nunash la bella durmiente".
12 láminas descriptivas de la sierra.
01 Poemario: Sembrando poesías (con CD).

Más cuentos peruanos esta vez de la colección "PERMISO PARA SER NIÑO" es una campaña que surge como iniciativa del Ministerio de Educación (MINEDU), UNICEF, Empresarios por la Educación, y el Grupo Impulsor por la Educación Inicial para sensibilizar a padres y madres de niños menores de 6 años sobre la importancia de permitir que los niños vivan su infancia plenamente.